Ministerio de Trabajo e Inmigración Instituto Nacional de Seguridad, Salud y Bienestar en el Trabajo
 
 

Introducción

Minimizar


El balance térmico del ser humano en distintos ambientes térmicos: neutros, fríos o calientes está influenciado por los valores que adoptan diferentes parámetros: la temperatura del aire, la temperatura radiante media, la humedad relativa y la velocidad del aire, por lo que respecta a las variables termoambientales, y por la actividad física que se desarrolla así como por la ropa que se viste.


El intercambio de calor a través de la ropa se efectúa por diversos mecanismos físicos: conducción, convección y radiación, así como por la posibilidad de transferencia del sudor evaporado.



El efecto de la ropa sobre el intercambio de calor seco está determinado por el aislamiento térmico del conjunto de la vestimenta y por el gradiente de temperatura entre las superficies de la piel y de la ropa.

Para la utilización de los diferentes métodos que permiten estimar el riesgo que para la salud de los trabajadores pueden suponer la exposición tanto a ambientes térmicos extremos, ya sea por calor o por frío, como a ambientes térmicos moderados, es preciso estimar el aislamiento térmico que proporciona la ropa.

Este calculador está basado en la información contenida en la norma europea EN ISO 9920:2009 “Ergonomía del ambiente térmico. Estimación del aislamiento térmico y la resistencia a la evaporación de un conjunto de ropa. (ISO 9920:2007, versión corregida 01-11-2008) (Ratificada por AENOR en junio de 2010).

El aislamiento térmico «I», se define como: Resistencia a la pérdida de calor seco entre dos superficies, expresada en metros cuadrados Kelvin por vatio (m2·K·W-1). La unidad en que suele expresarse el aislamiento térmico es el «clo» (del inglés clothes), siendo:

1 clo=0,155 (m2·K·W-1 )


©INSSBT (Instituto Nacional de Seguridad, Salud y Bienestar en el Trabajo) | Aviso legal | NIPO: 272-17-009-2